¿Hacemos juntas un espacio feminista?

Sociología Ordinaria Seis!!! Lo hacemos y ya vemos
Sesión Cuerpos emergentes

09/05/2018, 12.45-14.00


CASA FEMINISTA DE VALLADOLID (MARTA ÁLVAREZ GUILLÉN) es… [pendiente de actualización]

RESUMEN: El espacio público, como la historia o el sistema económico, no es neutro. A lo largo de la historia, las mujeres y las identidades diversas han sido silenciadas, perseguidas y asesinadas, a causa de una lectura jerárquica de la naturaleza y un orden de las cosas en que el hombre blanco de clase alta era la cúspide de la pirámide organizativa.
Desde el nacimiento del feminismo, tanto la mujer como todas esas otras identidades han reclamado sus derechos, empoderándose paulatinamente y ocupando, cada vez más, el espacio simbólico y físico de lo público. La casa, antiguo espacio de reclusión y trabajo no remunerado para ellas y de descanso para ellos, se perfila como un lugar deseable donde se generan situaciones en las que pueden crecer relaciones sociales basadas en lazos de afectividad, seguridad y confianza mutua entre personas que habían sido eliminadas de los créditos de la historia.
Es en este contexto en el que nos proponemos construir un espacio doméstico en el orden de lo público, un espacio de acogida definido colectiva y participativamente, en la búsqueda de una horizontalidad real. En marzo de 2017 un debate sobre casas feministas y de mujeres, sembró la raíz de la Casa feminista de Valladolid. Tras un año de trabajo colectivo con decenas de personas en un proceso abierto y cuidado, estamos formalizando nuestro ser para dar lugar a la cesión pública de un espacio que será gestionado colectivamente. Porque creemos que es así como se hace ciudad desde los cimientos: feminizando espacios y abriéndolos para posibilitar otras sociedades y políticas.
Hemos ensayado ya numerosas metodologías y procedimientos, nos hemos narrado y hemos colaborado con otras iniciativas, nos hemos cuidado y reflexionado; todo ello paralelamente a la continuación de las negociaciones con la institución pública, con la que nos propusimos colaborar por muy diversas razones y también tras un proceso dialogado. Hemos intentado ir dando respuesta a las cuestiones de más diversa naturaleza que nos han ido asaltando: ¿para qué una casa feminista? ¿mixta o no? ¿en qué basaremos nuestra autonomía? ¿qué actividades realizaremos? ¿cuáles deben ser los cimientos? ¿cuál es nuestra formulación política en un contexto en que se reabre un centro municipal de igualdad? Os proponemos compartir el relato de nuestra corta pero densa historia.

Anuncios