Coño, Coñum, Coñae: estrategias feministas para la ginecología cotidiana

Sociología Ordinaria Seis!!! Lo hacemos y ya vemos
Sesión Porque me sale del coño

09/05/2018, 12.00-12.45


CLARA GUTIÉRREZ VEGA Y LUCÍA GUTIÉRREZ GAMECHO son…[pendiente de actualización]

RESUMEN: Vulva, chocho, toto, pesetilla, chichi, conejo, chete, papo, rajita, culete, partes bajas, parrús, huchita, pipi, tete, chirla, partes nobles, potorro, higo, concha, almeja, cosita, chucha, pipo, ahí, pepita, abajo, chumino, figa, panocha, seta… La lista de nombres genitales parece infinita (los hay de clase alta, media y baja, los hay con denominación de origen −fañagüeta es probablemente nuestro preferido−) y, sin embargo, en una consulta ginecológica nos cuesta encontrar una palabra capaz de hacernos sentir cómodas sin infantilizarnos ni hacernos parecer ordinarias.
Coño es, para la RAE, un nombre masculino malsonante que proviene del latín cunnus y significa «vulva y vagina del aparato genital femenino». La vulva es el «conjunto de las partes que rodean la abertura externa de la vagina» y la vagina es el «conducto muscular y membranoso de las hembras de los mamíferos que se extiende desde la vulva hasta la matriz». Para la RAE (que define el pene como el «órgano masculino del hombre y de algunos animales que sirve para miccionar y copular»), la vulva y la vagina no parecen tener ninguna función reseñable. Mientras el hígado es una «víscera voluminosa, propia de los animales vertebrados, que en los mamíferos tiene forma irregular y color rojo oscuro, está situada en la parte anterior y derecha del abdomen y desempeña varias funciones importantes, entre ellas la secreción de la bilis», el clítoris es, tan solo, un «órgano pequeño, carnoso y eréctil, que sobresale en la parte anterior de la vulva». Ninguna mención a las 8000 terminaciones nerviosas que lo convierten en el único órgano del cuerpo humano cuya única función conocida es dar placer.
En castellano, cuando algo o alguien es aburrido, latoso o insoportable, se dice que es un coñazo. Si es todo lo contrario, es la polla. Para nosotras, coño significa mucho más que labios, vagina y clítoris, es un superconcepto que aúna lo físico y lo metafísico, la ciencia social y el activismo, el humor y la denuncia. El coño es un lugar común, un punto de partida para reflexionar sobre las esencias y las violencias, sobre los impuestos y los supuestos, sobre el sexo y los deseos.

Anuncios